jueves, 2 de junio de 2011

Bloque 3. Identidad e interculturalidad para una ciudadanía democrática.


Lección 1. La identidad personal, su proceso de construcción.


Identidad personal y grupos de pertenencia:

Los seres humanos somos naturaleza e historia, no nos limitamos a seguir los instintos que nos mueven a buscar la supervivencia y a desarrollar un determinado patrón genético, sino mediante nuestra actividad cotidiana nos proyectamos hacia el futuro, nos transformamos y construimos una forma particular de ser y de hacer las cosas, conformando nuestra identidad.

Con esto nos referimos que cada persona tiene su propia forma de ser, cualidades y defectos, al paso de los años mediante vives y te relacionas con distintas personas vamos notando con que nos identificamos y con qué no lo hacemos, generamos nuevas actitudes y formas de ver las cosas, recaudando poco a poco lo que es nuestra identidad personal.

Dijo un antiguo filósofo español “…Yo soy yo y mi circunstancia. Circunstancia es todo lo que no soy yo… El mundo es mi mundo inseparable de mi yo.”

José Ortega y Gasset (1887-1955)

Es muy importante saber con quienes nos relacionamos, pues de cierta manera nuestras amistades influyen tanto en nuestras decisiones como en nosotros mismos. “Dime con quién andas y te diré quien eres” un dicho muy popular y cierto.





Tradiciones y costumbres:

El ser humano ha plasmado su presencia en los diferentes espacios, materiales y lenguajes por medio de sus costumbres y tradiciones. La reunión de estos elementos contribuye también a construir su identidad, además de brindarle cohesión social. Cada pueblo desarrolla así su propia cultura, entendida como un conjunto de respuestas colectivas y creativas a las necesidades vitales.

La cultura es un conjunto de costumbres y tradiciones que definen a una comunidad, estado o país. Esto es parte de la identidad nacional de cada uno de nosotros que obviamente también se entrelaza con nuestra propia persona y las actividades que llevemos a cabo día a día, ya sea hasta en nuestra forma de comer, incluso de caminar o expresarnos, nuestras costumbres y tradiciones son parte esencial en nuestras vidas.



Historias compartidas:

Si analizas la historia de tu vida te darás cuenta de que se trata de una historia compartida con otros, desde los más cercanos, como tu familia, tus vecinos y tus amigos, hasta los más lejanos, como las personas que viven en otros países y que comparten contigo una época determinada.

Cuando hablamos de la historia de nuestra vida, lo hacemos sin notar que en realidad se entrelazo con muchas más historias, siendo para nosotros desde las personas que nos son más cercanas tanto familiares como amigos o gente de nuestro alrededor parte de nuestras vidas, como nosotros lo somos para ellos.

Aun incluso con personas que ni siquiera conocemos compartimos una época, por lo cual nuestra en nuestra vida e historia intervienen muchas personas más como nosotros en las de ellos.


Historia personal:

Cada uno de nosotros tiene una forma particular de ver el mundo y de hacer suyas las experiencias cotidianas, por eso cada historia y cada persona es irrepetible y única. Tú forma de estar y participar en el mundo no es como ninguna otra.


Historia Familiar y cultural:

Cada familia es un sistema complejo compuesto por relaciones, formas de organización y estilos de comunicación que marca la vida de todos sus miembros.

Todas las familias son diferentes y muchas veces la forma de convivencia puede variar, algo que ha sido de mayor dificultad muchas veces resulta ser la comunicación, ya sea por diferencia de edades o criterios.

Referencias que conforman tu identidad:

Después de ver varios aspectos que conforman nuestra persona, tenemos que destacar lo importante que son las referencias que conforman nuestra identidad, así como nuestra familia, amigos y gente que nos rodea, tenemos que tomar en cuenta que si no conociéramos a ciertas personas o no nos hubiéramos relacionado con ellas así como no haber vivido ciertas experiencias, nuestra vida fuera diferente en uno o muchos aspectos, sin mencionar que incluso nuestra forma de ser cambiaria.

Sentido de pertenencia a un grupo de edad:

Compartir con un amigo tu gusto por la misma música, el lenguaje y la moda son algunas de las formas en las que, como adolescente, construyes tu sentido de pertenencia.

Al momento de llegar a la adolescencia, nos damos cuenta de que nos identificamos con ciertas personas con las cuales empezamos una amistad, ya sean gente que antes no conocíamos o con la cual no nos habíamos relacionado antes, ahora se basa en algo mas “fuerte” ya que empiezas a experimentar sentimientos que antes de niños no teníamos.

Rasgos de identidad:

Con todas las influencias que recibimos en la actualidad, resulta complejo poder

Definir cuáles son los rasgos que van conformando nuestra identidad. Existen diferentes rasgos en diferentes niveles que nos van formando. Sin embargo, podemos distinguir básicamente tres tipos: los biológicos, los sociales y los psicológicos según la edad y el momento en que nos encontramos.

Pautas de relación entre los adolescentes:

Cuando llegas por primera vez a un lugar a veces es difícil saber que hacer, como comportarte o que decir, Esto es natural porque, sobre todo entre los adolescentes, existen ciertos códigos, lenguajes, formas de vestir y de comportarse que establecen las pautas adecuadas de relación.

Márgenes para opinar y disentir:

Atrévete a alzar la voz, lo que tienes que decir es importante. En ocasiones, por timidez, inseguridad o por temor al que dirán te quedas callado y le quitas a otros la oportunidad de conocer tu punto de vista.

Es muy importante saber expresarnos y no temer por lo que piensen los demás, disentir significa tener una opinión distinta por lo cual no hay porque quedarnos callados al momento de tener una opinión diferente aun cuando la gran mayoría tiene una similar.

Lección 2. Sentido de pertenencia a la nación.

Diferentes manifestaciones de la identidad nacional:

Existen muchos elementos que identifican a un país; los símbolos patrios, el idioma, la moneda, y gran cantidad de manifestaciones culturales como la comida, la música, y la forma de hablar una lengua, los refranes y el sentido del humor, los mitos y las leyendas, las formas de vestirse y etc.

Son varios factores los que influyen para construir la identidad nacional de un país, ya sea desde la forma de hablar hasta como la de comer, es muy importante cada elemento cultural que proviene de una nación, son diferentes cosas las que pueden identificar a un país, ya sea una flor, un monumento, o un animal.

La identidad nacional de un país es una construcción histórica porque genera a lo largo del tiempo.

Símbolos patrios como referencia común para los mexicanos:

Un país se va conformando a lo largo del tiempo, de luchas, de triunfos, y de cambios.

El México que conocemos actualmente es el producto de varios cientos de años: de una época prehispánica, de una época colonial, de una época de independencia, después vino la Revolución y luego el desarrollo de un país industrializado.

Fueron muchas cosas por las que nuestro país paso para que ser lo que actualmente es, en ese proceso el país va descubriendo cual es la identidad que lo caracteriza y como desea que se le reconozca en otros países.

Los símbolos patrios son los objetos o elementos con los que una nación o país se identifica tanto en su propio territorio como fuera de el. En México los símbolos patrios son el escudo, la Bandera y el Himno nacional.

Pluralidad y diversidad:

El mundo es plural y diverso debido a que existe una gran cantidad de grupos humanos, los cuales tienen diferentes creencias, costumbres y formas de manifestarse. Los descubrimientos, los viajes, las guerras y las migraciones han hecho que grupos humanos diversos se pongan en contacto a veces de manera violenta y otras veces por medio de una sana convivencia que enriquece a los involucrados.

Son grandes los porcentajes de grupos humanos y personas que se relacionan en la vida de una diferente identidad nacional, por lo cual la diversidad y la pluralidad es algo que nos enriquece culturalmente.

Reconocimiento del carácter multicultural del país:

México es un país plural y diverso, pero también es multicultural.

Cuando hablamos de México como un país plural nos referimos a que esta formado por medio de muchos grupos humanos de distintos orígenes, La diversidad se refiere a distintas formas de pensar y costumbres.

La multiculturalidad quiere decir que cada uno de estos grupos humanos tiene su propia cultura, entendiendo que cultura es el conjunto de prácticas sociales, tradiciones fiestas y formas de vida cotidiana.

Aunque la multiculturalidad es una realidad manifiesta y reconocida, siempre existe el peligro de visiones etnocentristas, que juzgan desde los valores propios de su cultura casi siempre la cultura dominante, los comportamientos, creencias y expresiones de otras culturas, considerándolas siempre como inferiores.

Sentido de identidad y pertenencia a la humanidad desde realidades culturales y nacionales diversas:

En el proceso de construcción de la identidad es primordial conocer las características de la sociedad, el Estado y el país al que pertenecemos, pues estas son las realidades más cercanas a nosotros, esto nos lleva a aceptar nuestro origen y sentirnos orgullosos de él.

Conociendo la identidad nacional de nuestro país podemos darnos cuenta de la diversa cultura a la que pertenecemos, sentirnos orgullosos de cada detalle que conforma nuestro país.

Una persona chauvinista no acepta otras posibilidades de identidad cultural o nacional, únicamente acepta y defiende la suya, lo cual es un concepto mal entendido del patriotismo.

Diversidad cultural y nacional:

Las culturas humanas se manifiestan de diversas maneras a lo largo del tiempo. Cada una conforma su identidad por la interaccion de factores naturales, públicos, sociales, económicos, ambientales, históricos y artísticos

Entendemos por diversidad cultural la existencia de multiples formas de vivir que ha descubierto el ser humano al convivir en comunidad. La diversidad nacional se refiere a las distintas culturas que se desarrollan en un mismo territorio.

Como ser humanos, vivimos en armonía, al momento de pertenecer a una comunidad, se van formando diversas tradiciones y costumbres que muy pronto serán un factor que identifica a esa nación.

Convivencia armónica en la diversidad:

Al convivir con los demás descubrimos semejanzas y diferencias. Las semejanzas nos unen en forma natural. El deporte, la música, el entretenimiento, etc. posibilitan que personas diferentes compartan algo en común.

Es muy importante vivir en armonía con las diferentes culturas con las que nos podemos encontrar, descubrir que se tiene en común y que no y enriquecernos con una sana convivencia.

Hay ciertas actitudes que el ser humano ha tomado que son opuestas a la convivencia respetuosa en la diversidad, como el racismo y xenofobia o actitud de odio, rechazo o antipatía a los extranjeros o hacia otros grupos étnicos.


Karen Ballesteros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario